jueves, 22 de septiembre de 2011

Consejos para la decoración del salón o sala


clean-living-room.jpg

Ya te habíamos dado algunas ideas para decorar este espacio tan importante de la casa, pero seguiremos, ya que el salón sea probablemente el área más versátil de la casa. En la sala no solamente estamos los miembros de la familia, también nuestros amigos, familiares, vecinos y visitas ocasionales.
Entonces, ¿por qué no tomarse el tiempo necesario para transformarlo en un lugar cálido, para que los que pasan su tiempo en él se sientan cómodos?. Definitivamente debemos prestarle atención a este espacio y reflejar en él nuestro estilo personal. Te pasaremos algunos puntos que debes tener en cuenta para decorar el salón o sala de estar.
Primero debes hacer una lista de todas las actividades que
tendrán lugar en el salón. Por ejemplo: mirar televisión, escuchar música, charlar con amigos o socios, leer, juegos de mesa.
Lo segundo que debes hacer es hacer una lista de los muebles que tienes o que necesitarás, para satisfacer todas las actividades que has anotado anteriormente. Por ejemplo: televisión, sistema de audio, mesa de café, lámparas, armario, sofá, mesas para la televisión, etc.
Bastante fácil hasta hora, ¿verdad?. La tercer tarea es encontrar un punto focal en la sala. Esto es un poco más difícil que las tareas anteriores, pero no imposible. Te daremos más pistas para esto: un punto focal da al ojo un punto de partida para que puedas armar todo el paisaje con facilidad. Esto hará que el esfuerzo de decoración sea menor.
El punto focal puede ser un aspecto arquitectónico de la sala, una importante pieza del mobiliario, o un muy bonito mueble u objeto, una importante ventana, en fin, lo decides tu. Si no encuentras nada que sea naturalmente un punto focal, entonces debes crearlo tu, debes crear un centro llamativo de atención.
Aquí tienes algunos ejemplos de puntos focales clásicos:
  • Arquitectónicos: una chimenea o una enorme ventana con una bonita vista.
  • Muebles: un piano, una gran armario, un sistema de audio importante, una biblioteca, un mueble antiguo.
  • Decorativos: un cuadro grande, una bonita alfombra, un grupo importante de esculturas o arte.
Una vez que tienes decidido el punto focal comienza la distribución de muebles. Deja volar tu imaginación, toma un lápiz y dibuja todas las opciones que se te ocurran con los muebles que tienes o con lo que quieres comprar, pero ten en cuenta lo siguiente:
  • identifica los caminos y pasarelas que se usan para circular y mantenlos libres
  • si es una sala grande divídela en varios espacios de actividades
  • no creas que todas las piezas grandes tienen que tener la espalda contra la pared
  • no bloquees las puertas o ventanas, éstas deben ser fáciles de abrir o cerrar
  • asegúrate que las sillas o sillones estés lo suficientemente cerca como para mantener una cómoda conversación
  • es probable que tengas muebles de más, por lo tanto no te fuerces a ubicar todos los muebles, si es necesario descartar algunos, pues descártalos.
El punto de partida para organizar el salón se sitúa en torno al centro focal que has definido anteriormente. Si por ejemplo, el punto focal es una bonita ventana con una gran vista, intenta distribuir las sillas, sofá, mesa de trabajo de manera de aprovechar y resaltar este paisaje. Si, por otro lado, el punto focal es una gran pantalla de televisión, se aplican los mismos conceptos. Considera la posibilidad de colocar la televisión en diagonal a una pared en lugar de paralela, para lograr un diseño más intrigante. Si el salón es muy grande, hay que crear una zona de conversación íntima en una parte.
Una vez que tengas la zona de conversación y el punto focal alineados, comienza a llenar el resto de la habitación. Identifica un área para cada actividad de la lista y luego encuentra el lugar adecuado para los muebles y enseres.
Cómo distribuir los accesorios del salón – Es probable que tu colección de objetos decorativos sean cuadros, espejos, tapices, estatuillas, alfombra, etc. Se debe comenzar con el punto focal. Si se trata de una chimenea, por ejemplo, colgar un cuadro sobre ella. Luego colocar un par de jarrones. Utiliza tus mejores piezas en el punto focal porque será la primer zona que los visitantes verán cuando caminan hacia la sala. Luego sigues ubicando los demás accesorios paulatinamente alejándote del punto focal.
Si tienes estantes, trata de evitar saturar las estanterías. Ilumina las piezas inusuales y llamativas, y recuerda que tienen un mayor impacto si agrupas algunos objetos relacionados.
Te mostramos algunas fotos de salones para inspiración.

via:.decorahoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada